La atención a la primera infancia es un tema crucial en el desarrollo social y económico de los países. Los niños de hoy son los adultos del mañana. Existe amplia evidencia de que el cuidado y la estimulación adecuada durante los primeros años de vida son clave para su desempeño académico, oportunidades laborales y para reducir el posible impacto de orígenes familiares desfavorables. Las diferencias en conocimiento y habilidades entre niños de bajos ingresos y sus pares más aventajados inician desde los primeros años y van creciendo a lo largo del ciclo de vida.

Se estima que en América Latina y el Caribe el 92 % de los niños de 0 a 3 años y el 56% de los de 3 a 5 años, no tienen acceso a programas formales de cuidado y educación inicial.  En países más avanzados, como los de la OCDE, la participación promedio de niños de entre 0 a 3 años es de 30%, y para los de 3 a 5 años de 80%.

En Paraguay, las políticas vigentes en primera infancia se refieren a la etapa que va desde la gestación hasta los 8 años de edad, con un énfasis actualmente en 0 a 5 años, previo al ingreso al preescolar, nivel que ya se ha vuelto obligatorio en el sistema educativo.

La necesidad de atención educativa en esta etapa previa al preescolar ha crecido notablemente en los últimos años. Según datos de la Dirección General de Encuestas, Estadísticas y Censos (DGEEC) la población de 0 a 5 años en Paraguay se ha mantenido por encima de los 800.000 niños y niñas en los últimos 3 años y la proyección es que se mantenga así hasta el 2018. Los datos del 2014 para el país indican que la cobertura de atención educativa es de 1,5% para niños de 0 a 3 años y de 19% para los de 3 y 4 años (pre jardín y jardín). Ya en Preescolar se tiene una cobertura del 84%.

Previo al lanzamiento del presente concurso de soluciones, realizamos actividades de investigación que permitieron que los potenciales beneficiarios de esta iniciativa expresen aquellos problemas de la educación inicial que consideran más relevantes. El proceso incluyó entrevistas y focus groups con la participación de padres, familiares y educadores, así como de técnicos y referentes de organizaciones de la sociedad civil y representantes de instituciones públicas que trabajan con familias y niños en programas de atención directa a la primera infancia.

Mediante este proceso se identificaron desafíos prioritarios, alguno de los cuales presentamos ahora a emprendedores, científicos, tecnólogos y otros profesionales del ecosistema de innovación en Paraguay buscando encontrar innovaciones con impacto social.

Conocé los desafíos del concurso y sumá tus ideas para transformar la educación inicial

VER LOS DESAFÍOS